Nosotros  

Los desafíos de los nuevos emprendedores

Este es un gran momento para emprender, pensar en disrupción, mejorar continuamente y disfrutar del proceso.

“El secreto del éxito en los negocios está en detectar hacia dónde va el mundo y llegar ahí primero” – Bill Gates.

Desde la popularización de Internet, a finales de los 90 e inicios del temido año 2000, todos los usuarios de la misma podemos emprender y hacer nuestro proyecto internacional en pocos minutos. El verdadero poder de los clics había nacido: crear marcas globales.

La banda ancha, la limitada velocidad de conexión a Internet desde diversos países fue un impedimento al inicio, pero luego todos nos olvidamos de ello, porque llegó Google y puso a disposición nuestra la mayoría de contenidos digitales publicados alrededor del mundo; Wikipedia también contribuyó a la difusión del conocimiento, en realidad todos lo hicimos: Google indexa y Wikipedia ordena todo el contenido que nosotros creamos.

Hemos creado Internet tal y como la conocemos, nuestras preferencias dictan las tendencias y las empresas se adecúan a nuestras exigencias, si no lo hacen perderán usuarios, nosotros perderemos el interés en sus productos y/o servicios y pronto algún competidor captará nuestra preciada atención: usualmente, nuestra preferencia es temporal, eso es algo que deben cuidar todas las compañías.

Emprendimientos globales

Gracias a Internet contactamos con personas fácilmente, las conocemos, confiamos en ellas y cerramos negocios en cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

En Internet, todos son nuestros potenciales clientesproveedores y asociados.

Al globalizarse los negocios de forma tan sorprendente, en tan poco tiempo y de manera tan fácil, muchos emprendieron, crearon servicios por Internet de estudios que habían cursado, así podían realizar trabajos de desarrollo o diseño web, por ejemplo, para personas o empresas en España, Inglaterra, USA, etc.

Más adelante, con la cartera de clientes que disponían y los ingresos medianamente fijos, podían reinvertir y contratar personas para así expandir sus servicios, pues más personal debe traducirse en más beneficios.

Internet nos da poder, podemos competir contra las grandes empresas, la web es la misma para todos, podemos tener un sitio exactamente igual a otro o hacerlo aún mejor y seguir siendo una empresa pequeña o incluso una persona natural.

Nada en Internet es totalmente original, quizá ya nada en el mundo lo sea, todo se basa en ideas previas y todas son inspiraciones de cosas existentes; sin embargo, no olvides incluir tu creatividad, tu propia firma en lo que hagas, busca ser único, te lo digo yo, que cometí el error de lanzar una red de medios digitales el año 2007 y su primer diseño fue parecido al de otra red que tenía más popularidad; eso puede darle una mala imagen a tus proyectos, lo cual no vale la pena.

En aquel entonces cometí el error de obviar el copyright de un diseño. Tenía 19 años, era un novato y tuve que aprender que no solo se debe buscar igualar a los competidores sino también tener una identidad propia y exclusiva; desde entonces, todo lo que hacemos en la empresa tiene firma propia y es registrado en Indecopi para poseer los derechos totales de ello.

Para quien recién emprende y lee esto, déjame decirte que cuando falles, recuerda que no es el fin del mundo; todos aprendemos, todos somos perfectibles; cada error debe darte una lección y en cada lección se fundará tu experiencia.

Según mi experiencia, lo mejor es buscar asociados, aún tus competidores en tu sector pueden asociarse contigo y de esas alianzas estratégicas ambos podrían beneficiarse.

Los negocios nunca duermen y es mejor expandir tus horizontes, recuerda “no importa como empieces, lo que importa es como termines”, mientras tengas vida todo es posible.

“¿Cómo que si puedo? para el que cree todo es posible” – Marcos 9:23.

Cambios en la forma de hacer empresa

La mayoría de las empresas continúan realizando su gestión a través de jerarquías en un mundo de personas conectadas y emprendedores autónomos.

Desde hace mucho, el trabajo pasó del campo a las fábricas; el trabajo del futuro apunta a ser realizado por software de automatización y robots muy eficientes. Ese futuro está cada vez más cerca.

Las empresas que se están sumando a la transformación digital entienden que este es un cambio en las personas. Transformación digital no sólo es tecnología, sino también involucra a los procesos y, principalmente, a la cultura de las personas.

Los jóvenes que recién ingresan a trabajar nacieron en un mundo conectado y esperan que esa comunicación no sea interrumpida aún en su vida laboral, el tener que estar presente en una oficina y tener un horario fijo de trabajo también es algo que se cuestionan.

En empresas como Google no se paga por las horas asistidas sino por concretar las tareas asignadas: los resultados. Da igual si a un trabajador le toma una hora o todo un día, lo que cuenta es que cumpla con lo que se espera de él. El trabajo flexible revolucionó cómo, dónde y cuándo realizamos nuestro trabajo.

Respecto a Responsabilidad Social Empresarial (RSE), las empresas de hoy tienen que medirse no sólo a través del balance financiero sino del balance del bien común.

Crowdfunding

Esta forma de financiar proyectos empresariales se apoya en el capital de muchos individuos a través de Internet. El emprendedor brinda información sobre su proyecto, la cantidad de dinero que requiere, el tiempo de recaudación y la recompensa que obtendrá la comunidad.

Incubadoras

Las incubadoras buscan startups con potencial; expertos trabajan con el emprendedor, definen el modelo de negocio, el público objetivo, plan estratégico y se dividen las tareas según las áreas y seguimiento.

Aceleradoras

Las aceleradoras, como su nombre indica, aceleran los proyectos que ya fueron desarrollados. Su objetivo es maximizar los beneficios, para ello usan técnicas ágiles que convierten buenas ideas en hechos concretos.

Tanto incubadoras como aceleradoras cuentan con expertos especializados que son de gran ayuda para nuevos emprendedores.

Si también les apasiona la tecnología, deben saber que hay ciertos campos en los que habrá mucha demanda de profesionales y también se va a requerir de la innovación de nuevas startups: la ciberseguridad, la ciencia de datos y desarrollos con inteligencia artificial.

La tecnología 5G ya se está probando en Perú y con ello vendrá una nueva era de conectividad de todas las cosas.

Recordemos que mientras más arriba estamos en una empresa, más nos alejamos de lo técnico; sin embargo, debemos tener acceso a síntesis de inteligencia para poder tomar acciones estratégicas.

¿Qué involucra ser empresario?

Habrá familias que dependerán de las decisiones que tomes. Algunos gerentes de otras compañías me comentan que también sienten esa responsabilidad; defienden a sus colaboradores en la calle, pero dentro les exigen lo mejor de ellos mismos.

Debes ser congruente con tu imagen. Al tener una empresa, debemos ser conscientes de que somos embajadores de la misma. Si mi empresa es sobre tecnología, eso se debe reflejar en mi gestión y estilo de vida.

Debes cuidarte de la inacción. Al alcanzar sus metas, muchos deciden descansar, vivir de sus inversiones y rentas. Sin embargo, si tenemos pasión, volveremos a levantarnos temprano para ser hoy mejor que ayer y disfrutar del proceso.

Si eres joven, soltero y sin hijos, te puede convenir mucho emprender, porque al no tener personas que dependan de ti puedes tomar ciertos riesgos; sin embargo, si tienes una familia, mi recomendación es que seas más conservador para no arriesgar el sustento familiar. Tu beneficio en este caso es el know how en el negocios y altas probabilidades de lograr la independencia económica: generar beneficios sin depender de un empleador.

Si tomas buenas decisiones, contratas a personal preparado y con ética, es muy probable que tengas éxito, lo puedas prolongar y crecer constantemente. Mucha gente desea ganar desde el primer momento o quieren que se auto costeen los gastos de inmediato; sin embargo, deben tener en cuenta que emprender requiere de paciencia: si en 2 años tu empresa no es rentable, lo mejor es ver otras alternativas.

Si ya lograste hacer que tu empresa despegue y sea rentable, puedes tomarte unas respectivas vacaciones e instaurar un Gerente General que te reemplace, el cual tenga una buena preparación y sea de tu entera confianza. Podrás hacer esto cuando quieras.

¿Qué debemos evitar?

La falta de confianza en nosotros mismos; el éxito es forjado desde nuestro corazón y llegamos hacia él con una correcta actitud.

La falta de iniciativa; podemos esperar por largo tiempo las circunstancias perfectas o decidir salir de nuestra zona de confort y hacer que todo ocurra: no perder valiosas oportunidades.

La falta de pasión; descubre un trabajo que ames hacer aún de forma gratuita.  La pasión es el combustible del emprendedor.

Evita ser un “emprendedor zombie”; ellos encuentran algo que les gusta, quieren tener una empresa sobre ello pero en vez de constituirla solo trabajan independiente y permanentemente en la informalidad, viven el día a día y trabajan de forma errante: sin planes, metas ni ingresos consolidados. Hacer empresa es dar trabajo, establecer y ejecutar planes de crecimiento. Tengamos cuidado, el tiempo no se puede recuperar.

No reconocer nuestros errores; si hacemos algo que afecte a nuestra buena imagen, lo mejor siempre será reconocerlo y esforzarnos por ser mejores.

No tener orden; debemos tener metas a corto, mediano y largo plazo, porque ellas serán nuestra brújula, compartirlas con nuestros colaboradores y cumplirlas. Estas metas deben ser específicas, medibles y acalzables. La simplicidad es la máxima sofisticación.

Inversión inicial desmedida; antes de pensar en endeudarnos para emprender sería prudente iniciar con algo pequeño e ir creciendo paulatinamente.

No compartir el conocimiento; el know how es importante; sin embargo, también debemos compartir con otros lo que sabemos, esto mejorará nuestras relaciones interpersonales e incluso favorecerá a la innovación de los proyectos.

No diferenciarnos; existen miles de empresas similares a la nuestra, ¿por qué deben elegirnos? Trabajemos seriamente en esto.

No administrar bien nuestro tiempo; “el ojo del amo engorda el ganado”, ¿quien hará crecer mi propia empresa si no soy yo? Solo es cuestión de priorizar nuestras actividades.

No contratar a los más idóneos; busquemos gente preparada y con ética, ambas cualidades son totalmente necesarias. La instrucción para realizar las tareas correctamente y la ética para confiar en ellos en los momentos necesarios. Este tipo de personas lo valen todo y debemos buscar retener el talento.

No hacer networking; crear una red profesional y multisectorial de contactos que nos aporte y nosotros a ellos es fundamental.

Este es un gran momento para emprender, pensar en disrupción, mejorar continuamente y disfrutar del proceso.

Felicidades a todos los que han tomado la valiente decisión de iniciar su propia empresa; ahora que son miembros del club, me encantaría conocerlos, porque todos podemos apoyarnos, compartir conocimiento y/o asociarnos. La forma más directa de contactarme es vía correo electrónico: antonio@bitness.net

“Camina con sabios y serás sabio” – Proverbios 13:20.

Antonio Paredes / 21.02.2020 / 9:11 am

Compartir
Tecnología y negocios

:

: